domingo, 20 de junio de 2010

Lluvias


Llueve y llueve mi cielo
como queriendo limpiar algo
moja y moja los ojos
purificando lo que quiere ver

debe brillar y brillar tu sol
para que tanto rostro sea
alumbrando el mundo
de los mojados por siempre


3 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Cierto, el asunto es alumbrar.
Interesante poética, persevera.

Saludos...

elpoetainfertil dijo...

Es un gran punto, aunque sea intentar alumbrar. Gracias por la lectura, el comentario y tus poemas.
Un abrazo, Jorge.

Anónimo dijo...

Muy hermoso este poema...Será que cuando se habla de lluvia miles de imágenes invaden nuestra retina?
Me gusta por lo simple también, creo que alguna vez te lo dije, jamás hay que subestimar la grandeza de lo simple...
Magui